Bailad, bailad...

Baila el chiki- chiki, y así, como si se tratase de elegir delegado de clase, sale el más pringado en representación de todos nosotros. Para qué: para reírnos de él, fácil, rápido y para toda la familia (y todo por dejar elegir al público, jeje). En fin, así nos va..., pero no penséis que somos los únicos; nuestros vecinos del norte de Europa han decidido mandar a una mascota virtual . Y ya os podéis imaginar: mascota virtual + música prefabricada = adios a la música (y a los músicos de los que, hoy en día más de la mitad sólo son fachada, software y estudios de mercado). Gracias Eurovisión, gracias Operación Triunfo, gracias MTV, gracias superventas, gracias Ramoncín... ¿queréis añadir a alguien más? Si a mí lo que me jode no es la caspa, es la mierda.

El caso es que, definitivamente y después de Lordi, Eurovisión se ha convertido en elegir al más esperpéntico de los histriones que pueblan esta galaxia y la de más allá aunque, ahora que lo pienso, no sé si en algún momento no fue así. Tal y como está, la cosa pinta mal para aquellos que no disfruten bailando el chiki chiki, pues estoy convencido de que este tipo seguro que auspicia nuestra bienamada canción del verano de este año.

Preparaos hijos del rock & roll, pues este año va a ser cojonudo gracias al chikilicuatre.

3 comentarios:

  1. Vah! pero al menos si lo piensas te lo puedes tomar como una broma irónica hacia todo esto de eurovisión, perpretada por el bueno de buenafuente que seguro que ni el mismo se lo cree... yo prefiero al chikilicuatre que al quien maneja mi barca que encima se lo creía... el michael jackson...

    ResponderEliminar
  2. Al menos la broma nos queda, eso es cierto, mejor que los últimos representantes de este nuestro país en Eurovisión. Si es que, como la Rosa no hubo ninguna...

    Además, lo cierto es que el hecho de que el chikilicuatre haya competido con los triunfitos nos da una idea del nivel de estos últimos, jeje.

    Si al final, me cago en..., si al final, hasta me alegraré de que gane el chikichiki, pero veréis que turra nos da este verano.

    ResponderEliminar

Los comentarios fuera de lugar se eliminarán.